¿Más servicios, menos derechos?

Publicada el 05.05.12 en Blog SoyConcepción

Los cambios que ha generado Internet en cada una de estas esferas donde la sociedad interactúa, han ido en respuesta a las necesidades del nuevo usuario que nace con la masificación de la web. Eso ya es un hecho casi irrefutable.

Desde las industrias culturales, pasando por los organismos de gobierno, hasta los medios de comunicación, lo evidente es que la web 2.0 y la posibilidad de que seamos nosotros los encargados de producir y compartir contenido, está cambiando las estructuras donde antes se sostenía una economía entera.

La importancia que cobran hoy las leyes de propiedad intelectual y el concepto de derecho de autor que rigen en cada país, se explica por la gran cantidad de productos creados por terceros, con los que diariamente interactuamos cuando navegamos por Internet. Ya lo vimos con el caso Cuevana, con lo que sucedió en Argentina con Taringa y hace pocos meses con la abortada Ley SOPA en Estados Unidos.

Al parecer, el revuelo mediático que estos casos han producido en la población, le han abierto los ojos a muchos. (¡Aplausos!).

Pareciera ser que recién este año, a los usuarios chilenos les picó el bichito por conocer cuáles son sus derechos como ciudadanos en Internet y se interesaron por entender un poco mejor las regulaciones en materia de propiedad intelectual que tiene su país. Y así, casi como en un juego de azar, se encontraron con que en todo este embrollo, lo que realmente está en juego no es su posibilidad de bajar o no tal canción, ni comentar un video de derecho restringido en alguna red social, sino más bien el deber que cada uno tiene de conocer y defender sus derechos fundamentales que se estarían vulnerando si un proveedor de Internet llegase a tener la facultad de vigilar lo que hacemos cuando nos conectamos, o de restringir el uso que hacemos de la web.

Compartir a un amigo un enlace a un video en Youtube con una canción protegida con copyright, o enviar vía Twitter el enlace para la descarga del último capítulo de Game of Thrones, no constituyen para ninguno de nosotros actos que nos conviertan en criminales. No ahora, pero sí eventualmente cuando se firme, por ejemplo, Acuerdo de Asociación Transpacífico – TPP que establece fuertes regulaciones en materia de propiedad intelectual para todos los países que conforman el acuerdo.

Las especificidades legales y la construcción de análisis en torno al “debido proceso” que tienen cada uno de los casos de los que aquí se hablará, no es parte de lo que esta columna pretende ser. Sino más bien, un espacio de discusión desde el punto de vista de la ciudadanía misma. De lo que nosotros como usuarios podemos llegar a manifestar y de la forma en que podemos dialogar con nuestros representantes (o simplemente nuestros pares) para que no se atropellen nuestros derechos fundamentales, en pos de intereses comerciales de otros.

La democracia digital y el entendimiento del potencial que tiene Internet para conectarnos, compartir, expresarnos y acceder a productos culturales de toda índole, es lo que hoy debemos discutir y defender.

Imagen bajo licencia CC-BY-SA de mobius1ski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s